Al Aqsa, el conflicto eterno

Me conmueve profundamente ver a una joven judía, no más de 20 años, rezar frente al muro y hablar en voz alta como si las piedras le fueran a contestar. Una conversación completa, es una suerte ser creyente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s